Otro tiroteo deja cuatro personas muertas durante una fiesta de Halloween en California.


Los disparos se suscitaron alrededor de la medianoche en la ciudad de Orinda, a las afueras de Berkeley.

La fiesta había sido publicada en redes sociales y más de mil personas se encontraban en el evento, cuando un sujeto de entre la multitud comenzó a disparar con una ametralladora, según los reportes preliminares.

Este ataque se produjo dos días después de otro tiroteo en la ciudad de Long Beach, en el sur de California, que dejó un saldo de tres muertos y nueve heridos, entre ellos siete mujeres.

Previous Asesor de Trump asegura que hay grandes avances en negociaciones con China
Next #Rusia comienza a aplicar una ley de restricción de uso de internet.