Legisladores demócratas de la Cámara de Representantes estadounidenses incriminaron a Donald Trump los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

 

Este martes el presidente del Comité Judicial de la Cámara Baja, Jerry Nadler, acompañado por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el resto de presidentes demócratas de comités de la Cámara Baja; anunciaron que el mandatario estadounidense sería imputado de anteponer sus preocupaciones políticas al interés nacional; y por obstruir los intentos del Congreso de investigación. Ahora se espera que el Comité Judicial vote esta semana los cargos anunciados hoy y de este modo trasladar el caso al pleno de la Cámara Baja.

El voto en la Cámara Baja, que hará oficial el juicio político contra Trump, no tiene todavía fecha, aunque se espera que sea antes de que finalice el año 2019. Los demócratas mantienen una mayoría en la Cámara Baja de 235 legisladores frente a 198 de los republicanos, lo que supone que su aprobación es casi segura. Sin embargo, el proceso pasaría al Senado, donde tendría lugar el juicio político. Allí lo más probable es que fracase, ya que los republicanos tienen una mayoría de 53 a 47 y, además, la destitución requiere una mayoría de dos tercios.

Trump sería el cuarto presidente en enfrentar un juicio político tras Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, ambos absueltos por el Senado, y Richard Nixon, que renunció al cargo en 1974 antes de que concluyera el proceso.

Botón volver arriba