Autoridades brasileñas arrestan a un jugador de voleibol francés por acoso sexual.


 

Durante la noche del pasado 9 de diciembre el francés Earvin Ngapeth fue captado por la cámara de seguridad de una discoteca en el estado de Minas Gerais, mientras el jugador de balón mano tocaba los glúteos de una mujer frente a sus amigos, quienes aparentemente le defendieron argumentando que él no había sido quien tocó a la mujer. La Policía de Belo Horizonte arrestó al jugador tras el incidente.

En la grabación se observa como Ngapeth, se 28 años y juega en el VK Zenit Kazán ruso y la selección francesa y que se encontraba en el club esa noche celebrando el tercer puesto en un campeonato de voleibol con su equipo; da una palmada en el glúteo derecho de una mujer que era acompañada por su pareja. El indecente da unos pasos hacia atrás para evitar ser identificado, pero la pareja de la mujer se percata del acto y le reclaman al deportista. Ngapeth reconoció los hechos, pero alegó que confundió a la agredida con una de sus amigas y explicó que las acciones de ese tipo son comunes en Francia, por lo que pensó que no representaba ningún tipo de ofensa.

Un policía comunicó que el agresor pidió perdón tanto a la chica como a su acompañante, quienes no aceptaron sus disculpas. Horas después, la Justicia brasileña concedió la libertad provisional al autor del acoso sexual gracias a que pagó una fianza que rondó los 12.000 dólares. El deportista ya contaba con antecedentes penales por pelear en un club nocturno en 2014 y por atropellar a tres peatones en Italia un año después.

Previous Metrobús suspende servicio en estaciones cercanas a Basílica
Next AMLO asegura que caso García Luna no se utilizara para atacar a expresidente