¡ES LA REALIDAD!

Por Isaí Vinicio
Hace más de quince años, siendo profesor en una Universidad de la zona metropolitana de la Ciudad de México, acudí con ese carácter a una conferencia que impartía el ex presidente español Felipe González, y que por cierto después sería reproducida en un libro que publicaría posteriormente, en esa ocasión hubo varias ideas que expuso que manera clara y muy simple, recojo una: “para gobernar un país lo primero que siempre se debe tener claro es el termómetro de la realidad”.
Con la retórica simple y un compendio vasto de ideas, conceptos medianamente acabados pero suficientemente explicados se pueden ganar campañas e incluso ser gobierno en algunas entidades, ahí tenemos el caso de Nuevo León, pero no se puede gobernar un país y menos del tamaño del nuestro y me refiero al tamaño de sus problemáticas. El gobierno de la 4T poca atención le hizo al comentario del ex presidente Peña Nieto cuando dijo que uno de sus principales errores, y mira que tuvo muchos, fue creer que gobernar el país iba a ser muy parecido a como gobernó el Estado de México.
Después de 15 meses de ser gobierno, la retórica de la 4T no da para más, la visión simplificada de los problemas ya no es suficiente, la responsabilidad indilgada a los errores de los anteriores gobiernos ya no convence, y la confrontación ideológica chafa ya no engancha, finalmente la realidad está haciendo acto de presencia. Esa terca realidad que siempre termina por imponerse, aunque se hagan innumerables esfuerzos de todo tipo para dilatarla siempre terminar por llegar y manifestarse cruda y llanamente.
“La lucha feminista será antineoliberal o no será” grita en su ronco pecho la señora Sandoval, que dice ser la paladín de la lucha contra la corrupción de este gobierno pero ya nadie la presta atención, solamente en redes se ganó el mote de lady Tortillera es lo único que pudo lograr. La señora Gutiérrez que habita Palacio Nacional dice que en su seno familiar no hay machos y su esposo le responde alabando el papel de la mujer abnegada en sus homilías históricas domingueras.
La realidad mexicana hoy se hizo presente en la calles de la Ciudad de México vestida de morado, gritando y exigiendo atención, reconocimiento y sensatez. De igual manera en los mercados financieros internacionales, la realidad está derribando uno de los pocos valladares de la retórica de la 4T, “el peso esta fortachón”, hoy rebasó los 21 pesos por dólar pero lo peor es que difícilmente esto parará ahí.
Mañana podrá ser un día muy difícil para la 4T, y será peor si siguen evadiendo la realidad o posponiendo su atención con una retórica vacía o blandiendo su espada contra sus molinos de viento, que divierte a quienes siguen envilecidos con su llegada al poder pero que enerva a quienes esperan respuestas como responsables del país.
El tiempo se agota y la paciencia de muchos quienes confiaron en ellos no da para más, mañana podrá ser, como gusta decir a los teóricos, un punto de inflexión: la duda es si para cambiar la inercia decreciente y tomar decisiones realistas que modifiquen el plan de ruta, o seguir como vamos y que al parecer indica colisión en el corto plazo, ya lo veremos.
Tal vez la única recomendación que podríamos hacer en este momento es ponerse a leer a Felipe González, y pintar en todas las oficinas de gobierno: es la realidad estúpida.
Haz gobierno de la mano de la realidad, no evadiéndola, no confrontándola, no negándola y tomando decisiones por tanto, realistas.
Botón volver arriba