Trump acusa fraude y se autoproclama vencedor de la contienda presidencial

El presidente de EEUU valora los resultados provisionales como una “gran victoria”, siembra la sospecha del fraude con el voto por correo y asegura que recurrirá al Tribunal Supremo para evitar el robo electoral al pueblo estadounidense

Donald Trump se ha proclamado ganador de las elecciones en EEUU, no sin antes acusar de “gran fraude” el recuento de las elecciones en EEUU. En su primera comparecencia en la noche electoral, Donald Trump ha explicado que iban ganando en los principales estados y de repente “todo ha cambiado”. “Sabían que no podían ganar y se han ido a los tribunales. Lo dije, o ganaban o nos llevaban a los tribunales”, ha afirmado a la vez que ha pedido que se deje de contar y ha anunciado que van a recurrir al Tribunal Supremo el recuento electoral. La pelea por los estados bisagra está siendo, como pronosticaban las encuestas, encarnizada.
Todo está en manos de seis estados, Wisconsin, Pensilvania , Michigan, Georgia, Carolina del Norte, y Maine.
Desde la Casa Blanca, el actual mandatario de Estados Unidos, Donald Trump expresó que “quiero agradecer al pueblo estadounidense por el apoyo. Millones de personas votaron por nosotros y un grupo muy triste de personas está tratando de quitarles el derecho. Eso no lo vamos a aceptar”.
El presidente de EEUU, Donald Trump, ha comparecido en la Casa Blanca, donde ha asegurado que “están tratando de robar las elecciones y no se lo permitiremos”. “Estamos ganándolo todo y de repente se cancela todo. Los resultados han sido fenomenales, tenemos todo listo para salir y celebrarlo.
La gente ha salido en cantidades récord en apoyo a nuestro movimiento y hemos ganado en estados donde no lo esperábamos como Florida, Ohio, Texas…”, ha afirmado en sus primeras palabras. “Hay muchos que podemos conseguir porque estamos entrando en lo que llaman el territorio Trump”, ha continuado.
“Tenemos 690.000 votos más en Pennsylvania. Ni siquiera están cerca. Va a ser casi imposible que nos alcancen. Así que seguramente esto se amplíe”, se ha mostrado convencido Trump. “¿Y qué ha pasado después? Sabían que no podían ganar y se han ido a los tribunales. Lo dije, o ganaban o nos llevaban a los tribunales”, ha continuado Trump arremetiendo contra los demócratas. “Esto es un fraude para el pueblo americano.
Sinceramente, hemos ganado las elecciones”, ha sentenciado Trump, que ha repetido que “hay un fraude grande” y ha anunciado que van a recurrir al Tribunal Supremo. “No queremos que cuenten más. Es un momento muy triste”, ha insistido.
Las elecciones presidenciales estadounidenses se han convertido en un duelo sin precedentes y con todas las hipótesis abiertas entre el actual presidente Donald Trump y el ex vicepresidente de la era Obama, Joe Biden.
El candidato demócrata Joe Biden parte como favorito en las encuestas, con con ocho puntos de ventaja frente a Donald Trump, pero el enrevesado sistema electoral de Estados Unidos permite sorpresas de última hora.
“ESTO NO SE ACABA HASTA QUE CADA VOTO SEA CONTADO”, AFIRMA BIDEN
Sin esconder su nerviosismo, los demócratas se congregaron el martes de noche en el cuartel general de la campaña Biden-Harris en Wilmington, Delaware, para un inédito evento en la noche de la elección estadounidense.
“Creo que estamos en el buen camino para ganar esta elección”, afirmó el candidato demócrata Joe Biden a sus seguidores que lo escuchaban dentro de unos 300 coches en un “drive-in” con distanciamiento social en un estacionamiento de su ciudad, Wilmington.
“Esto no se acaba hasta que cada voto sea contado”, agregó sonriente desde el escenario el candidato de 77 años.
DEMÓCRATAS MANTENDRÁN EL CONTROL EN LA CÁMARA BAJA
Los demócratas retendrán la Cámara de Representantes en Estados Unidos durante los próximos dos años, según proyectabann distintos medios del país durante la madrugada de este miércoles.
Según estas proyecciones, lo harán además ampliando su ventaja en escaños con los republicanos, ya que, por ejemplo, Fox News espera que los demócratas ganen “al menos” cinco escaños que antes estaban en manos republicanas. Antes de las elecciones, los demócratas tenían 232 escaños de los 435 totales de la Cámara.
Algunas de las figuras demócratas más mediáticas como Alexandria Ocasio-Cortez ya revalidaron su escaño, mientras se espera que otras como la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, logre la victoria sin mayores complicaciones.
“Servir a NY-14 y luchar por las familias de clase trabajadora en el Congreso ha sido el mayor honor, privilegio y responsabilidad de mi vida. Gracias al Bronx y Queens por reelegirme para la Cámara de Representantes pese a los millones gastados contra nosotros y por confiarme vuestra representación una vez más”, tuiteó Ocasio-Cortez.
Con esta victoria, los demócratas se aseguran que, incluso si perdieran la Presidencia y el Senado, gran parte de la actividad legislativa del Gobierno tenga que negociarse en la Cámara de Representantes como se ha venido haciendo en los dos últimos años de mandato de Trump.

Botón volver arriba