Bancos extienden un mes más el congelamiento del pago de créditos


La medida permitirá a personas y empresas solicitar la reestructura de créditos hasta el 31 de julio.

El aplazamiento en el pago de créditos concedido por los bancos en medio de la crisis por la pandemia de COVID-19 se extenderá un mes más, anunció la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
La medida permitirá a personas y empresas solicitar la reestructura de créditos al consumo, de vivienda y comerciales hasta el 31 de julio.
Desde marzo, la CNBV anunció la aplicación de Criterios Contables Especiales (CCE) para bancos, lo que permitió a estas instituciones financieras conceder un periodo de gracia de 4 a 6 meses a las familias y empresas durante el cual no tuvieron que pagar la deuda o los intereses de sus créditos vigentes al 28 de febrero, sin generar intereses moratorios o afectar su historial crediticio.
Con este nuevo aplazamiento, podrán incorporarse al beneficio los créditos autorizados en marzo.
“El plazo establecido de 120 días naturales para recibir y atender solicitudes de reestructura de créditos venció el pasado 26 de junio. Sin embargo, considerando las condiciones actuales de la contingencia, la CNBV decidió ampliar hasta el 31 de julio la vigencia de los CCE”, indicó la Secretaría de Hacienda en un comunicado.
“La extensión del plazo de instrumentación de las reestructuras hasta finales de julio permitirá a las instituciones financieras terminar de analizar y en su caso aprobar las solicitudes pendientes. Asimismo, podrán acogerse a estas facilidades aquellas operaciones de crédito autorizadas en marzo que posteriormente se vieron impactadas por los efectos negativos de la contingencia”.
Hacienda señaló que los CCE permitieron que los créditos reestructurados no fueran registrados como cartera vencida, lo que propició que durante la contingencia se continuara otorgando préstamos a familias y empresas.
La dependencia informó que, al cierre de mayo, más de 7 millones de personas y empresas han sido beneficiadas de la reestructuración de deudas por los bancos comerciales.
El monto de los créditos reestructurados, detalló, asciende a 916 mil 094 millones de pesos.
Las empresas más beneficiadas, abundó, fueron las que resultaron severamente afectadas por el confinamiento, como las de hotelería, construcción, esparcimiento y educación.
El monto de los créditos reestructurados por la banca comercial se distribuyó así: 33.9% hipotecarios (equivalentes a 310.4 mil millones de pesos); 23.7% corporativos (216.6 mil millones de pesos); 14.7% Pymes (134.2 mil millones de pesos); 10.3% tarjeta de crédito (94.2 mil millones de pesos); 7% créditos personales (64.1 mil millones de pesos); 6.3% nómina (57.5 mil millones de pesos) y 4.2% automotriz (38.5 mil millones de pesos).

Previous Senado avala leyes del T-MEC; pasan a diputados para su aprobación
Next Representante de Twitter en México aceptó explicar tema de “bots”: AMLO