Libro de sobrina de Trump da mordaz retrato del mandatario


La sobrina del presidente Donald Trump presenta un mordaz retrato de su tío en un nuevo libro  y en el que culpa a una familia tóxica por criar a un hombre narcisista y perturbado que representa un peligro inmediato para el público.

Mary L. Trump, quien es psicóloga, escribe que Trump es un mentiroso compulsivo y que su reelección sería una catástrofe.

“Para cuando se publique este libro, cientos de miles de vidas estadounidenses habrán sido sacrificadas en el altar de la arrogancia e ignorancia voluntaria de Donald. Si obtiene un segundo mandato, sería el fin de la democracia estadounidense”, escribe la sobrina del mandatario en el libro titulado “Too Much and Never Enough, How My Family Created The World’s Most Dangerous Man” (Demasiado y nunca suficiente. Cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo).

Mary Trump es hija del hermano mayor del presidente, Fred Jr., que falleció en 1981 a los 42 años luego de una lucha contra el alcoholismo. Es el segundo libro de alguien cercano al presidente que se publica en dos meses y que esboza un retrato poco halagador de Trump, luego de la publicación del éxito editorial del exasesor de seguridad nacional John Bolton.

En su libro, Mary Trump, que está distanciada de su tío, hace varias revelaciones, como afirmar que el presidente le pagó a un amigo para que realizara en su lugar la prueba SAT —un examen estándar utilizado para las admisiones universitarias. Escribe que su hermana, Maryanne Trump, hacía la tarea por él, pero no podía hacerle los exámenes, y él temía que su promedio, que lo colocaba lejos de los mejores de la clase, “arruinara sus esfuerzos de ser aceptado” a la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania, a la que se transfirió después de cursar dos años en la Universidad Fordham, situada en el Bronx, en la ciudad de Nueva York.

“Para cubrirse la espalda reclutó a Joe Shapiro, un chico listo con reputación de ser bueno en los exámenes, para que hiciera la prueba SAT en su lugar”, escribe, y añade que: “Donald, que nunca careció de fondos, pagó bien a su amigo”. Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca Sarah Matthews dijo que la afirmación era “completamente falsa”.

En su libro, Mary Trump también escribió, con asombro, sobre la capacidad de Trump para obtener el apoyo de los líderes cristianos y evangélicos blancos diciendo: “La única ocasión en que Donald fue a la iglesia fue cuando había cámaras ahí. Es impresionante. No tiene principios. ¡Ninguno!”

La secretaria de prensa de la Casa Blanca Kayleigh McEnany arremetió contra el libro el martes y señaló que era “ridículo” y que contenía “acusaciones absurdas que no tienen absolutamente ninguna relación con la verdad”.

Previous Trump presiona a las autoridades de EEUU a reabrir escuelas
Next En CDMX, abre 75% de negocios en semáforo naranja