AVIÓN PRESIDENCIAL INVENDIBLE


Por diversos servicios del avión presidencial José María Morelos y Pavón, el cual ya está próximo a cumplir un año en el Aeropuerto de Logística del Sur de California, el gobierno de México ha gastado 597 mil 981 dólares (11 millones 541 mil pesos) y nadie ha mostrado interés por adquirirlo.

El próximo mes se cumplirá un año del avión presidencial en un hangar de California en Estados Unidos, donde aún se le continúa buscando comprador y al parecer nadie se interesa por la aeronave.
Aunque el gobierno ha dicho que si hay empresarios, lo que sí se puede constatar es el gasto que está costando y de seguir así saldrá más caro que si este avión estuviera en función.
El gobierno mexicano ha erogado 597 mil 981 dólares (11 millones 541 mil pesos al tipo de cambio al cierre del viernes) por servicios de preservación y retorno a servicio del avión presidencial José María Morelos y Pavón, el cual se encuentra desde diciembre pasado en el Aeropuerto de Logística del Sur de California, también conocido como Victorville Airport, en el condado de San Bernardino, California.
Datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) proporcionados en respuesta a una solicitud de información pública con fecha del pasado 4 de noviembre, revelan que ha pagado por servicios de preservación y retorno a servicio de la aeronave Boeing 787-8, 575 mil 269 dólares, y por trabajos adicionales 22 mil 712 dólares, lo que da en total una erogación de 597 mil 981 dólares.
Aunque la institución no elaboró documentos en los que se especificara –porque la ley de transparencia no la obliga a ello– cuánto se paga directamente a la empresa Boeing por la renta del hangar, ni tampoco desglosó los gastos realizados durante la estancia de la aeronave presidencial, la cual fue trasladada a Estados Unidos desde los primeros días de diciembre de 2018 por decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador.
La aeronave se encuentra alojada en un hangar y recibe servicios de mantenimiento a fin de que si existe algún comprador para la misma se encuentre en condiciones de aeronavegabilidad inmediata y todos sus equipos estén en condiciones de operar.
En julio pasado, durante sus conferencias matutinas, el mandatario indicó que el proceso de venta de la aeronave, en el que participa la ONU, está en su fase final, aunque guardó los datos en torno al avalúo realizado respecto del avión y las seis ofertas que se han realizado para la adquisición.
Asimismo, en octubre pasado, López Obrador dijo que es necesario que se pueda vender rápido el avión porque son aparatos que no pueden estar sin operar y que requieren de un alto costo de mantenimiento, y se habló de la presunta existencia de un virtual comprador cuya identidad no ha sido dada a conocer.

Previous ‘Levantan’ al actor de “El Señor de los Cielos” en el nevado de Toluca
Next Autoridades puertorriqueñas confirman ocho casos de dengue, dos de ellos originados dentro del país.