Congreso estadounidense aprueba elevar la edad mínima para fumar a los 21 años.


 

Este jueves la decisión fue adoptada por el Senado como una enmienda a una ley presupuestaria y entrará en vigor el próximo año. Su aplicación contemplará que el tabaco y los cigarrillos electrónicos se asemejen al alcohol, una sustancia cuya compra está vetada a los menores de 21 años. La medida se toma luego de que se registrara un incremento del vapeo entre los jóvenes.

Previamente 19 de los 50 estados del país norteamericano ya habían impuesto la medida sobre la edad mínima para la compra de tabaco y cigarrillos electrónicos. La nueva ley federal extiende esa medida a todo el país, y el cambio será efectivo en unos nueve meses, el tiempo que toma publicar decretos de aplicación que precisen las sanciones contra las tiendas que incumplan la norma. Esa decisión se adoptó para luchar contra la gran popularidad de los cigarrillos electrónicos entre los alumnos de secundaria, en un momento en que cada vez menos jóvenes consumen alcohol y cigarrillos tradicionales.

De acuerdo con una encuesta realizada por el gobierno estadounidense en 2019, un 27.5% de los alumnos del último curso de secundaria dicen haber vapeado en el último mes, frente al 11.3% que afirma haberlo hecho desde el sondeo en 2016. Con respecto al cigarrillo tradicional, la proporción de estudiantes que fumaron en el último mes cayó hasta 5.7%, casi la mitad que en 2016.

Previous Congreso chileno aprueba someter a votación la reforma constitucional.
Next Nueva Jersey aprueba dar licencias a migrantes ilegales