SE DISPARA EL PRECIO DE LA TORTILLA


Esto se debe a que las grandes comercializadoras acaparan el maíz, como ocurre desde el inicio de la pandemia de Covid-19.

En las próximas semanas podría seguir aumentando el precio del kilogramo de la masa y la tortilla en el país, advirtieron el Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana y la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortillas (CNIPMT).
Señalaron que esto se debería a que las grandes comercializadoras acaparan el maíz, como ocurre desde el inicio de la pandemia de Covid-19. Además, acusaron a la Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) de incumplir el compromiso de vender directamente el grano a los productores, imposibilitando sostener los precios.
Los presidentes del Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana, Sergio Jarquín Muñoz, y de la CNIPMT, Rubén Montalvo Morales, lamentaron que pese a las reuniones con Segalmex, Sader y la Secretaría de Economía no se cumplieran los compromisos en todo un año.
Apuntaron que el costo de los insumos que se requieren para elaborar el alimento incrementó hasta en 40%.
Agregaron que durante el primer trimestre del año los aumentos registrados en las toneladas de maíz y harina, así como en el litro de gas y gasolinas, llevaron a un incremento en el kilo de tortilla.
Reiteraron que el precio podría seguir incrementándose si no existe la intervención del Gobierno de México.
“Al inicio de este año, el director general de Segalmex, Ignacio Ovalle, se comprometió, frente a los secretarios Víctor Manuel Villalobos y Tatiana Clouthier, que podrían vendernos por lo menos 400 mil toneladas de remanente de maíz a finales de marzo o principios de abril, pero días después se desdijo, asegurando que ya no tenían grano para nosotros”, comentaron.
En un comunicado, coincidieron en que si Segalmex ofrece el maíz al sector al precio en el que se le compra a los agricultores y se apoyan las compras consolidas de maíz y harina, el precio de la tortilla se podría estabilizar para el consumidor final.
Ambos coincidieron en que, previo al ajuste que se realizó en el precio del kilogramo de la tortilla este año, el cual fue menor al 15%, la industria soportó casi seis años con el mismo costo, pese a que el maíz se elevó por arriba del 30%, a lo que debe sumarse el incremento que han presentado el resto de los insumos que se requieren para su elaboración.

Previous INEGI anticipa caída económica de -2.1 en marzo
Next AMLO se vacuna al final de la mañanera: "no duele