Dos revistas de divulgación tecnológica advierten sobre el espionaje furtivo de datos personales que realiza un famoso antivirus informático.


 

De acuerdo con una investigación conjunta publicada este lunes por las revistas Pcmag y Vice, el famoso antivirus gratuito de Avast no solo se encarga de “asegurar la protección de datos personales a sus usuarios”, sino que también se dedica a recopilar información de los dispositivos en los que está instalado y venderla, a través de una de sus empresas subsidiarias. Según el estudio, la compañía encargada de la comercialización de datos es Jumpshot, que ofrece un acceso al tráfico de datos de al menos 100 millones de dispositivos, permitiendo que se conozca cada uno de los movimientos que los usuarios realizan en la web.

Aunque la compañía aseguró que los datos no cuentan con una identificación del usuario, la investigación reveló que estos pueden ser relacionados con el nombre, correo electrónico o IP de la persona, cada historial es asignado a un identificador llamado ‘ID de dispositivo’, que se mantiene a menos que sean desinstalados los productos de Avast. De esta manera, se pueden vincular las búsquedas avanzadas virtuales, incluyendo contraseñas; el rastreo de vídeos vistos en YouTube, Instagram y Facebook, o el análisis del comercio electrónico. Además, proporciona la supuesta edad y género del usuario, inferidos a partir de los sitios que visita.

Al trascender la venta de información, Avast, que tiene más de 435 millones de usuarios activos por mes, aseguró que dejó de hacer la recopilación para «cualquier otro propósito que el motor de seguridad principal, incluyendo compartir con Jumpshot». Además, recordó que existe la posibilidad de desactivar la opción de ‘compartir datos con Jumpshot’ y que al instalar el antivirus, el programa pregunta: «¿Le importa compartir algunos datos con nosotros?». Sin embargo, si el usuario decide no compartir dicha información entonces el programa no permite la instalación del “antivirus”, por lo que parece más un “plan con maña” o negocio redondo que se encarga de lucrar con la seguridad de los usuarios.

Previous Soda Stereo confirma invitados a la gira 'Gracias totales'
Next Estados en el sur del país tendrán prioridad en abasto de camas hospitalarias