Se extiende la “zona de desastre” en Australia, las autoridades temen que la situación se complique de nuevo en los próximos días.


 

Este jueves el jefe de gobierno del estado de Victoria, Daniel Andrews, declaró que se ha extendido la zona de desastre declarada a causa de los incendios forestales en el sureste australiano y solicitó a los pobladores que evacuaran las zonas de peligro antes de que la situación empeore durante el fin de semana. Según las declaraciones del funcionario a los medios: «Es difícil predecir lo complicado que serán los próximos días, pero con tantos incendios en el terreno, con un frente de fuego tan extenso, calor y fuertes vientos, hay muchas razones para pensar que tendremos más fuego hoy, mañana y potencialmente el fin de semana».

Las autoridades locales ya han comenzado a alertar a los ciudadanos de la zona alpina y el municipio de East Gippsland, en el sureste de Victoria, donde las llamas ya han cobrado la vida de tres personas y han destruido unas 244 casas desde Año Nuevo.

Las medidas tomadas surgen a unas horas de que se informara sobre la pérdida de una tercera parte de la Isla Canguro, la tercera más grande del territorio australiano, donde las autoridades recomendaron a los habitantes de la localidad de Vivonne Bay que se refugiaran en campamentos asignados para protegerse del fuego que causó dos muertes y quemó unas 160 mil hectáreas.

Los incendios han causado 26 muertos desde septiembre, veinte de ellos en Nueva Gales del Sur donde también hay 1.870 de las más de 2.000 casas que se han quemado en todo el país. En el estado de Nueva Gales del Sur, el más afectado por las llamas, unos 2.500 bomberos trabajan para contener unos 122 incendios, la mitad de ellos fuera de control.

Previous Explosión en el volcán Popocatépetl genera columna de ceniza de 3 kilómetros
Next Revelan las primeras imágenes de cómo se desplomó el avión ucraniano sobre Irán.