Novia de atacante en Nashville alertó sobre fabricación de bombas

Pamela Perry, novia de Anthony Warner quien el viernes pasado, en plena navidad causó una explosión en las calles de Nashville, habría alertado hace más de un año a las autoridades de la amenaza que representaba su novio e incluso hubo una visita policial, pero poco hicieron las autoridades para evitar la tragedia.

Los policías acudieron a la casa de Pamela Perry en Nashville el 21 de agosto de 2019, después de recibir un reporte de su abogado de que ella amenazaba con suicidarse mientras se encontraba en su terraza con varias armas de fuego, informó el martes el Departamento de la Policía Metropolitana de Nashville en un comunicado enviado por correo electrónico. Un reporte policial afirmó que Raymond Throckmorton, el abogado, les dijo a los agentes ese día que él también era el representante legal de Warner.

Una vez que los agentes se presentaron en la casa de Perry, ella tenía dos pistolas descargadas a su lado, informó la policía. Perry les dijo a los agentes que las armas pertenecían a ‘Tony Warner’, agregó la policía, y que ella ya no quería que las pistolas estuvieran en su casa. Perry, entonces de 62 años, fue llevada a evaluación psicológica después de hablar por teléfono con expertos en salud mental.

Throckmorton dijo al diario The Tennessean que Perry temía por su seguridad y que creía que Warner podría lastimarla. El abogado también estuvo presente ese día y les dijo a los agentes que Warner ‘a menudo habla del ejército y de fabricar bombas’, de acuerdo con el reporte policial. Warner ‘sabe lo que hace y es capaz de fabricar una bomba’, dijo Throckmorton a los policías que se reportaron al lugar.

La policía acudió posteriormente a la casa de Warner, a unos 2,4 kilómetros de la casa de Perry, pero él no respondió cuando los agentes tocaron la puerta varias veces.

Botón volver arriba